Y no puedes creer que te pueda pasar algo bueno

Y NO PUEDES CREER QUE TE PUEDA PASAR ALGO BUENO

En el más desagradable estercolero es capaz de nacer una planta que tiene el poder de dar vida a una flor cuyo olor tiene la fuerza para transformar todos los aromas a su alrededor.

Tu vida es una mierda, siempre ha sido una puta mierda y siempre será una reverenda mierda.

Y no hay manera de que puedas ver que no es así. Y no hay manera de que nadie te convenza de que tu vida es maravillosa solo por el hecho de ser. Y no hay manera de que puedas creer que te puede pasar algo bueno.

Sigue leyendo

Milagros

Imágenes: Erik Johansson

Imágenes: Erik Johansson

Un milagro puede ser algo extraordinario, ajeno a la norma. Y también puede ser lo subyacente a todo que no suele ser visto sino con los ojos del corazón. Lo antinatural puede llamarse milagro, y lo natural también. La clave es reconocer qué es lo natural y qué no.

El milagro es que entre tus escombros no encuentres un corazón tierno abrazándote.

El milagro es que cuando despiertes no agradezcas que amanezca un día nuevo.

El milagro es que el día de tu muerte no sea un día más, sin más.

El milagro es que encuentres piedras en tu camino y no las bendigas.

El milagro es que no disfrutes nadando contra corriente.

Sigue leyendo

Cuando oyes el canto de un pájaro

cuando-oyes-el-canto-de-un-pajaro

“No te mueras con tu canción aún dentro de ti”.

Wayne Dyer

Estás sentado en un instante de tu vida en que vas a programar tu nueva vida.

Hay una sensación de alegría interna, de pequeña inmensa convicción de que estás ante un momento importante hacia la felicidad. Estás en blanco antes de empezar a programar, pero sabes que hay alguna claridad exacta aunque aún no seas capaz de escribir ni una letra sobre el papel que has dispuesto sobre la mesa para llenarlo de rutas, pasos y puertos de esa vida nueva que presientes.

Sigue leyendo

Cuando la magia llega a tu vida

magia1

Cuando te acostumbras a vivir bajo las leyes de la magia, ya no quieres sobrevivir bajo la ilusión de la realidad aparente.

Ocurre de repente un día en que no quieres creerlo. Aunque en realidad ha ocurrido desde siempre y no lo habías advertido.

Tan desprendidos estamos de nuestro natural andar, de la verdad de la vida, de la única cosa que existe y has desviado de ti.

Un día porque sí, algo ocurre que parece absolutamente mágico. Algo que habías esperado desde siempre y que ya habías desesperado. Pero alineaste la vibración de tu alma un día con la vibración universal y ocurrió. Aunque lo que ocurrió en verdad, es que lo reconociste, que te diste cuenta, que te sorprendió y dijiste ‘esto es magia’, y, al tiempo, dijiste ‘esto es verdad’.

Sigue leyendo