Y no puedes creer que te pueda pasar algo bueno

Y NO PUEDES CREER QUE TE PUEDA PASAR ALGO BUENO

En el más desagradable estercolero es capaz de nacer una planta que tiene el poder de dar vida a una flor cuyo olor tiene la fuerza para transformar todos los aromas a su alrededor.

Tu vida es una mierda, siempre ha sido una puta mierda y siempre será una reverenda mierda.

Y no hay manera de que puedas ver que no es así. Y no hay manera de que nadie te convenza de que tu vida es maravillosa solo por el hecho de ser. Y no hay manera de que puedas creer que te puede pasar algo bueno.

Sigue leyendo

Anuncios

Aunque no haya nada

Dibujos: Troche

Dibujos: Troche

Cuando estás en un campo yermo con tu corazón en la mano chorreando pedazos y una flor angustiada en el sombrero…

Aunque te falte el aire.

Aunque los días se olviden de ti.

Aunque el amor te dé la espalda.

Aunque tus ojos duelan.

Aunque la mentira rodee tu alma.

Aunque los ciegos te miren con sorna.

Sigue leyendo

Estás completo

Fotografías: Man Ray

Fotografías: Man Ray

Eres esto que eres ahora. Querer ser ahora lo que no eres ahora, es vivir en una pulsión de muerte, es un objetivo estúpido abocado al fracaso.

Estás completo así como estás.

Deja de buscar, no hay nada que encontrar que no esté aquí en este momento.

No estás incompleto ni tienes trozos sueltos ni desperdigados en amores pasados.

No estás incompleto ni tienes restos perdidos que te dejaste olvidados en los mejores momentos felices de tu infancia.

No estás incompleto, no se quebró tu vida ni se te partió una parte de ti y se extravió en una alcantarilla el día que te dijeron que no a lo que tanto querías.

Sigue leyendo

La luz en la oscuridad

La-luz-en-la-oscuridad

Cuando tu mundo se derrumba, y la salida de tu basural no se ve por ninguna parte, la única luz con que cuentas es tu propia oscuridad.

Hoy es un día como cualquier otro. Hoy te has levantado con una sonrisa en la boca. Hoy has desayunado como cualquier otra mañana. Y hoy un pensamiento furtivo se te atragantó como tantos otros días y te amargó la sonrisa.

Llevas mucho tiempo de camino en la evolución de tu consciencia. Has aprendido mucho. Arrancaste hace años en la más pura inconsciencia. Conseguiste mucho. Aún así no has conseguido escapar jamás a tus momentos más bajos. Aquel deseo de felicidad que soñabas cuando empezaste con tus primeras meditaciones se ha desvanecido como una mera ilusión más. Ni siquiera has conseguido aquella tranquila y constante paz que pretendías. No, la inestabilidad sigue ahí, acechándote en cualquier recodo.

Sigue leyendo

Amar la soledad

Fotografías: Laura Len (www.lauralen.com)

Fotografías: Laura Len (www.lauralen.com)

Hay un espacio que es solo tuyo, donde nadie te observa ni tienes que dar explicaciones. En ese lugar de soledad completa puedes desplegar tus alas y entregarte al amor sin miramientos.

Has creído desde hace mucho que lo opuesto al amor es la soledad. Durante años has oído que lo contrario al amor es el odio. Cuando te pasaste al camino espiritual empezaste a repetir que lo opuesto al amor es el miedo.

Para comprender las cosas necesitas categorizar. Cuando usas el lenguaje no haces otra cosa que establecer categorías. Si te preguntas si eso es etiquetar o juzgar, la respuesta única posible es: sí. Pero eso no es malo ni bueno, es así simplemente porque el lenguaje se establece sobre esa base, el pensamiento hecho palabra necesita imprescindiblemente de la definición, el sentimiento verbalizado necesita sí o sí del encasillamiento. Escapar a eso, a la ley de lo que lo crea y fundamenta no es un síntoma de evolución sino de soberana ignorancia y estupidez. Y ser ignorante o estúpido tampoco es malo ni bueno, solo es eso.

Sigue leyendo

Para y vuelve a empezar

Fotografías: Laura Len (www.lauralen.com)

Fotografías: Laura Len (www.lauralen.com)

Vivir la vida plenamente necesita de una firme decisión, un afán inagotable por mantenerse ‘vivo’ y una voluntad de hierro para asumir cambios una y otra vez.

Estás caminando por ese camino que diseñaste y que se fue diseñando por tu propio caminar. Vas bien. A veces sientes que vas mal. A veces no sabes si vas, vienes o dónde estás. Y sigues caminando por ese nuevo camino. Ya dejaste el viejo, abandonaste el viejo surco que te llevaba encallando desde hace años. Y vas bien. Te sientes bien. A veces sientes que val mal. A veces te sientes mal. Y sigues. Has cambiado, ya has hecho el viraje inicial. Aunque a veces no sabes si has vuelto a volver.

Sigue leyendo

No estás loco, no estás loca.

Imágenes: Emma Powell

Imágenes: Emma Powell

No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.

Jiddu Krishnamurti

No estás ni a las puertas de la locura.

Estás lejos, cada vez más lejos, alejándote cada día más de la locura.

Estás al encuentro.

Abandonaste la búsqueda y te abocaste a correr adonde te lleve la carrera.

No te importa adonde, ¿por qué te habría de importar? Ni siquiera te importa ser acusado de huir. ¿Por qué te va a importar huir de la locura?

Sigue leyendo

Ya estás en casa

ya-estas-en-casa

Imágenes: Allan Terger

Aunque fuerces, aunque te escapes, aunque deshagas fronteras, hay un lugar del que nunca podrás huir. Ese lugar es el que habitas, el ti mismo, tu ser más esencial.

Hoy coges un avión otra vez.

Un nuevo cruce a través del océano y ya van tantos…

Llevas años buscando tu lugar, esperando llegar a casa. Desde tu llegada al planeta estás esperando el momento en que un cartel te indique el camino y una casa se cruce a tus pies con un cartel de ‘Bienvenido a tu hogar’.

Un nuevo cruce atlántico desde casa hacia casa. Ya no sabes bien de dónde eres, cuál es la tierra que te vio nacer; en realidad has tenido varios nacimientos en ambas, y muchas muertes.

Sigue leyendo

Un cansancio infinito

un-cansancio-infinito

De repente sientes que has de dejarlo todo y echarte a descansar. Ha sido un año intenso y lo has dado todo. Y un cansancio infinito te llega como un regalo de fin de año, y te duermes intensamente roto y con una sonrisa que no se quita de tu boca.

Hay días en que te levantas dispuesto a comerte el mundo. Con una energía única y arrolladora. Días en que la mañana luce soleada y tú compites con ese sol y ni precisas encender ninguna luz.

Hay días así. Observas, sacas una cuenta rápida y descubres que cada vez son más los días así. Desde que te decidiste a vivir a fondo los días grises, desde que te metiste de narices, a por todas, a lo que venga, en los días tormentosos y hasta huracanados, tus días luminosos son cada vez más. Es curioso, te lo habían contado pero no podías creerlo. Lo normal era poner el aire acondicionado ante los calores sofocantes que te tumbaban de miedo y la calefacción a tope cuando el frío te desnudaba y te dejaba temblando de sufrimiento.

Sigue leyendo

Huye de huir

huye-de-huir

No siempre puedes darte cuenta de que huyes mientras huyes. Lo más habitual es que creas que estás yendo hacia lo correcto, cubierto de explicaciones, argumentos, excusas, razones…

Huye de huir.

Si hay algo verdaderamente de lo que huir es de huir.

Huir de la necesidad de huir a toda costa.

Huir de la falsa paz que te reporta la huida.

Huir de los tropiezos y caídas de tu propia huida.

Huye de huir de ti.

Sigue leyendo