Milagros

Imágenes: Erik Johansson

Imágenes: Erik Johansson

Un milagro puede ser algo extraordinario, ajeno a la norma. Y también puede ser lo subyacente a todo que no suele ser visto sino con los ojos del corazón. Lo antinatural puede llamarse milagro, y lo natural también. La clave es reconocer qué es lo natural y qué no.

El milagro es que entre tus escombros no encuentres un corazón tierno abrazándote.

El milagro es que cuando despiertes no agradezcas que amanezca un día nuevo.

El milagro es que el día de tu muerte no sea un día más, sin más.

El milagro es que encuentres piedras en tu camino y no las bendigas.

El milagro es que no disfrutes nadando contra corriente.

Sigue leyendo

Lo grande en lo pequeño

Pinturas: Edward Hopper

Pinturas: Edward Hopper

“Y, al fin declararon que los dioses lo habían querido de este modo. Así olvidaron los hombres que todas las deidades residen en el corazón”.

William Blake

Hay un paraíso inmenso en cada gota de agua. Un paraíso en el que podrías sumergirte y vivir allí sin necesitar nada más.

En cada célula de tu cuerpo tienes toda la información del universo, si es que es verdad lo que dicen los físicos teóricos del holograma. Y si no fuera así, ¿qué más da?, también lo dicen los poetas y ellos hablan con la sabiduría del no conocimiento.

En el poema más insignificante, más vulgar, más cursi y espontáneo puedes encontrar mucha más verdad que en un docto tratado de filosofía pretendiendo sentar doctrina.

Sigue leyendo

El amor no muere

Dibujos: Cath Riley

Dibujos: Cath Riley

El amor es esa fuerza que subyace sosteniéndonos la vida mientras atravesamos este espacio que transcurre entre nuestra concepción y nuestra muerte. El amor es esa fuerza que estaba desde antes y que estará después.

El amor es algo con lo que naciste.

Tu amor estaba en ti desde antes de nacer.

¿Te recuerdas en el vientre de tu madre?

¿Recuerdas las caricias, las palabras de amor, los deseos amorosos que vertían sobre ti?

¿Recuerdas ese espacio de seguridad, crecimiento constante y ausencia de hacer?

¿Recuerdas que traías ese amor desde antes de entrar en ese vientre, en tu cuerpo, en este plano?

Lo recuerdas cuando lo oyes aunque no lo recuerdes. Te resuena aunque te suene por primera vez. Lo sabes.

Sigue leyendo

Cuando oyes el canto de un pájaro

cuando-oyes-el-canto-de-un-pajaro

“No te mueras con tu canción aún dentro de ti”.

Wayne Dyer

Estás sentado en un instante de tu vida en que vas a programar tu nueva vida.

Hay una sensación de alegría interna, de pequeña inmensa convicción de que estás ante un momento importante hacia la felicidad. Estás en blanco antes de empezar a programar, pero sabes que hay alguna claridad exacta aunque aún no seas capaz de escribir ni una letra sobre el papel que has dispuesto sobre la mesa para llenarlo de rutas, pasos y puertos de esa vida nueva que presientes.

Sigue leyendo

Cuando la magia llega a tu vida

magia1

Cuando te acostumbras a vivir bajo las leyes de la magia, ya no quieres sobrevivir bajo la ilusión de la realidad aparente.

Ocurre de repente un día en que no quieres creerlo. Aunque en realidad ha ocurrido desde siempre y no lo habías advertido.

Tan desprendidos estamos de nuestro natural andar, de la verdad de la vida, de la única cosa que existe y has desviado de ti.

Un día porque sí, algo ocurre que parece absolutamente mágico. Algo que habías esperado desde siempre y que ya habías desesperado. Pero alineaste la vibración de tu alma un día con la vibración universal y ocurrió. Aunque lo que ocurrió en verdad, es que lo reconociste, que te diste cuenta, que te sorprendió y dijiste ‘esto es magia’, y, al tiempo, dijiste ‘esto es verdad’.

Sigue leyendo

Alegría

alegria-6

Un día comprendes que la alegría no es un momento especial, comprendes que es un estado del ser y la dejas entrar y te conviertes en ella.

Hoy ha llegado la alegría a tu día. Llegó en forma de mañana soleada y vino de improviso a sabotear tu tristeza.

Tu tristeza se vio sorprendida, estaba bien instalada desde hacía ya algún tiempo, se sentía cómoda en ti y tú, de alguna manera, ya te habías familiarizado con ella. Has de saber que la tristeza es algo cómoda, es un lugar paradójicamente tranquilo al que te acostumbras con facilidad. Tiene esa sensación del invierno frío cuando te acurrucas bajo una manta en un sillón y puedes permanecer así por horas. Alguna sensación así te puede transmitir la tristeza.

Sigue leyendo