Psych-K

“Si corriges tu mente, el resto de tu vida va a caer en su lugar”.

Lao Tzu

tumblr_mdt2jdGizr1qac3wno1_500Dejando de vivir como una pulga amaestrada.

Como quizá sabes, amaestrar una pulga es algo muy simple. Primero se la encierra en un frasco, y como es lógico, la pulga, que no quiere estar dentro, intentará saltar repetidas veces para intentar salir.

¿Qué sucederá?

Al cabo de una serie, más o menos larga, de saltos e intentos, la pulga dejará de saltar.

Ya se puede quitar el tapón. ¡La pulga ya no intentará jamás salir del frasco!

¿Por qué no lo hará?

Por algo tan simple como el hecho de que su cerebro cree que no puede, y si ese cerebro no establece una creencia contraria que le permita poder saltar (algo improbable en una pulga), no lo intentará nunca.

Si en tu vida existe algún área en la que piensas que sufres de una limitación que te suele hacer “tropezar varias veces en la misma piedra”, y te has resignado creyendo que ya no es posible reconvertir la dirección de tus resultados, se puede afirmar que, en cierto sentido, una gran parte de ti está domesticada por su forma de ver los acontecimientos, y has olvidado que tu capacidad de salto es más extraordinaria de lo que realmente imaginas.

Quita el tapón de tus propias limitaciones y vas a “saltar fuera del frasco”.

228085__people-heart-hands-hug-the-mood_p¿Cuánto nos condicionan las creencias limitantes?

Las Creencias son, en realidad, los gobernadores del cerebro que, como filtros predispuestos de nuestra concepción del mundo, tienden a apoyarnos o sabotearnos. Es por ello que pueden afirmarse las siguientes conclusiones:

  1. Las hemos programado sin ponerlas previamente a prueba, ya que en muchos casos han nacido de nuestras primeras experiencias en la vida.
  2. Lo mismo que tenemos unas creencias, podríamos tener las contrarias, ya que ha dependido de factores ambientales y, en definitiva, aleatorios.
  3. Las creencias tienden a auto-cumplirse. Si pienso: “Llegaré a la cima”, lo más probable es que llegue. Si llueve diré: “¡Qué bien un poquito de refresco no viene mal!” Si me encuentro una gran piedra diré: “¡Menos mal, aprovecharé para descansar un rato!”.
    Por el contrario si pienso: “No puedo llegar”, lo más probable es que no llegue. En realidad si llueve diré: “¡Ya sabía yo… ahora encima llueve!”, y ante la gran piedra diré: “¡Desde luego todo está en contra!”, “¡encima hay una piedra que lo hace todo imposible!” Como verás, el cerebro ejerce una constante validación de tus creencias.
  4. Las creencias tienen poco que ver con la realidad, más bien constituyen un código de “interpretación” de la misma. En realidad, los hechos son neutros, son las interpretaciones de los mismos las que determinan nuestra posición fascinadora o aversiva ante los mismos.
  5. Todas son verdaderas (o falsas), puesto que se autocumplen; es verdad que no puedo lle-gar a la cima, pero si digo lo contrario también es verdad.
  6. Cambiando nuestras creencias modificamos nuestras acciones, y de ello se derivan cambios en nuestro destino.

Y puesto que así lo creía, así fue.

Richard Bach

aQ2GYlHemos sido condicionados desde niños.

En la Universidad americana de Berkeley (California) se ha investigado el número de negativas que se les dice a los niños desde los tres a los siete años. Tras instalar diminutos micrófonos en las orejas de una serie determinada de infantes y tras un seguimiento exhaustivo, se ha podido saber que fra-ses inhibitorias en la programación del cerebro, tales como:

“No se puede.”; “No lo hagas.”; “No es posible.”; “Te vas a caer.”; “Te vas a matar.”; “Pero tú qué te crees.”; “Nunca lo vas a conseguir.”; “Es imposible.”; “Estás loco…”; “Ya verás cómo lo pagarás.”; “Tú no sirves para…”;

se suelen pronunciar de media de 100.000 a 150.000 veces aproximadamente, con el consiguiente efecto formateador en negativo.

¿Sabes, por el contrario, cuántas veces se les dijo “SÏ” bajo la forma de frases capacitadoras de estímulo y elogio del siguiente estilo?:

“Adelante.”; “Tú eres capaz.”; “¿Por qué no?”; “Eres increíble.”; “Eres muy hábil.”; “Qué bien haces estas cosas.”; “Qué bien sales de las situaciones difíciles.”; “Seguro que lo resuelves.”; “Es posible.”; “Inténtalo.”; “Tú sí que puedes.”; “Te lo mereces”; “Mereces mi con- fianza”; “Tú tienes estrella”…

Tan sólo un 6 %

¿Qué nos dicen estos datos?

Algo que ya sabes. Nos dicen que, en general, hemos sido programados para el “No”, para el negativo, para la limitación y la imposibilidad. En consecuencia, nuestro cerebro está más dispuesto a CREER que no se puede, que no es posible, que CREER que somos capaces de lograr los objetivos que nos debamos proponer.

Tanto si crees que puedes como que no puedes, tienes razón.

20-Beautiful-Examples-Of-Lovely-Hearts-10Cambia tus creencias.

“Mas que los genes, son nuestras creencias las que controlan nuestras vidas. EL PSYCH-K es una serie de procesos sencillos que te permiten cambiar tus creencias y percepciones que impactan tu vida al nivel celular.”  Bruce Lipton, PhD, reconocido biólogo celular, ganador del Premio GOI de la Paz y autor de “La Biologia de la Creencia”.

Últimamente nos estamos familiarizando con la idea del poder que tenemos para atraer la vida que queremos. Cuando pese a nuestro trabajo espiritual y psicológico no podemos manifestar lo que deseamos  creemos que esa idea no funciona.  No hemos tomado en cuenta que nuestro resultado refleja e incluye patrones de nuestro subconsciente.

La clave para vivir  la vida que queremos es entender que atraemos el resultado de nuestras creencias subconscientes, más allá de que esto refleje lo que deseamos a nivel consciente.

Lo que crees, creas.
Cambia tus creencias y te crearás una vida nueva.

572374__blue-heart_p¿Qué es PSYCH-K?

Basándose en años de investigación en relación con el cerebro dividido (Brain Dominance Theory), PSYCH-K es un conjunto de procedimientos desarrollados por Robert M. Williams en 1988 a partir de diversas disciplinas como Hipnosis, PNL, Kinesiología y Digitopuntura. Utiliza por un lado técnicas de kinesiología para comunicarse con el subconsciente y averiguar cuales son las creencias limitantes de la persona, y por otra parte movimientos y posturas corporales que favorecen el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales de forma equilibrada. Todo ello permite identificar creencias inconscientes autolimitantes y remplazarlas por otras que nos apoyan y nos ayudan a conseguir nuestros objetivos. Va más allá de las afirmaciones, de la voluntad y del pensamiento positivo. Es una forma fácil de reescribir el software de nuestra mente.

Según la neurociencia, el 95% de nuestras acciones están gobernadas por nuestra mente subconsciente. Allí es donde debemos entrar para realizar los cambios que nos cambien.

imagenes-de-corazones-con-rosas-para-facebook¿En qué me beneficia PSYCH-K?

PSYCH-K es un proceso que depende principalmente de la sabiduría interior de la persona ayudando a creer lo que uno elige:

  • Decisión para hacer los cambios.
  • Recuperar la confianza.
  • Eliminar miedos y bloqueos.
  • Superar la ansiedad.
  • Conseguir objetivos.
  • Mejorar las relaciones.
  • Modificar aspectos de nuestra vida.
  • Resolver creencias esenciales que bloquean el éxito.
  • Comunicación verbal y no verbal en las relaciones.
  • Capacidad de entendimiento y aprendizaje.
Anuncios