La luz en la oscuridad

La-luz-en-la-oscuridad

Cuando tu mundo se derrumba, y la salida de tu basural no se ve por ninguna parte, la única luz con que cuentas es tu propia oscuridad.

Hoy es un día como cualquier otro. Hoy te has levantado con una sonrisa en la boca. Hoy has desayunado como cualquier otra mañana. Y hoy un pensamiento furtivo se te atragantó como tantos otros días y te amargó la sonrisa.

Llevas mucho tiempo de camino en la evolución de tu consciencia. Has aprendido mucho. Arrancaste hace años en la más pura inconsciencia. Conseguiste mucho. Aún así no has conseguido escapar jamás a tus momentos más bajos. Aquel deseo de felicidad que soñabas cuando empezaste con tus primeras meditaciones se ha desvanecido como una mera ilusión más. Ni siquiera has conseguido aquella tranquila y constante paz que pretendías. No, la inestabilidad sigue ahí, acechándote en cualquier recodo.

A veces tienes esa sensación de vergüenza por sentirte así. Después de tanto trabajo interior, de tantos cursos, de tantos maestros, aún sigues muy lejos de aquella iluminación soñada.

Cuando consigues aquietar tu mente, logras perdonarte, y sabes que no existe esa iluminación como la fantaseabas; la luz y la oscuridad son la misma cosa y son inseparables una de otra. Lo sabes, solo que a veces no te sirve. No te sirve porque solo deseas salir de ahí, volver a esa luz que ya conoces, olvidando que para conseguir aumentar la intensidad de la luz, también habrás de aumentar la intensidad de la oscuridad. Lo sabes pero no te gusta.

Y la mañana feliz se te hizo añicos.

Quedan muy atrás los días de tu existencialismo nihilista. Aquellos en que nada tenía sentido y un sucumbir de emocionalidad mal canalizada te hacía desear el desaparecer de la existencia. No, ya no te pasa eso. Pero no has podido evitar los días de sufrimiento, los días de automartirio injustificado, los días de angustia irrefrenable.

Ya sabes desde hace mucho que lo único que puedes hacer es entrar en tu dolor aunque parezca infinito y de tan repetido parezca no tener salida. Y ya has pasado también aquel tiempo en que hablabas de atravesar el dolor, de atravesar el miedo. Porque sabes que atravesar implica poner la mirada en la salida, en el final, pasar por alto el dolor, añorar el punto de llegada una vez atravesado… que es distinto de este ahora, es un después.

Ahora sabes que lo único que puedes hacer es entrar en este dolor, soltando incluso la expectativa de que el dolor cese en algún momento. Abrazar tu dolor y permitir que el dolor te abrace aunque abrase.

Ahora te entregas a tu sombra más profunda, a tu parte humana de escoria, a tu ruindad, a tu miseria, a tu peor profundidad. Y te entregas sin la esperanza de salir de allí y que mañana sea mejor, te entregas con noción de eternidad, te entregas a la posibilidad de que este dolor sea infinito y para siempre. Te entregas a todo, porque no hay otra forma de definir la palabra entrega. La entrega no admite matices.

Así que de la misma forma que te entregas al amor sin contemplaciones, ahora te entregas a tu más terrible dolor, a esta bosta que sientes que es tu vida ahora.

Sabes que iluminar tu oscuridad no es necesariamente echarle luz para poder ver lo que hay. A veces no ves nada. Sabes que la más genuina luz en la oscuridad es la propia oscuridad. Aunque estés completamente ciego allí, aunque no distingas absolutamente nada.

Iluminar tu oscuridad pasa por aceptar totalmente la total falta de luz y permitirte sentirte la mierda más miserable del mundo, el cretino más imbécil del estercolero donde habitas ahora.

Leandro Ojeda López

Cuando tu mundo se derrumba, y la salida de tu basural no se ve por ninguna parte, la única luz con que cuentas es tu propia oscuridad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s