Un claro aturdimiento

un-claro-aturdimiento

Detrás de cada malestar hay un mensaje de brillante claridad. No sabrás leerlo hasta que no descubras su lenguaje. Un día dejarás de ser analfabeto del alma y podrás leer con rapidez y elocuencia el discurso de la vida.

Dormiste mal y llevas días en que no consigues centrar tu atención en lo que planificaste.

Estás en un nuevo momento de cambios en los que debes hacer; hacer cosas, realizar llamadas, atender asuntos pendientes y asuntos por iniciar. Estás con todo muy claro y muy bien organizado. Pero hay algo que no acompaña. Tu cuerpo no responde, tu cabeza no acompaña y sientes ese embotamiento que te impide realizar lo más elemental y ni siquiera puedes echarte a descansar.

Tal vez si estuvieras enfermo, tuvieras alguna dolencia, algún virus sencillo de esos que hubieras cogido, te echarías en la cama y tendrías excusa. Pero no tienes nada. Solo dormiste mal y la otra noche también y la otra. Y han entrado sueños en ti que te han despertado de continuo. Pero no tienen mucho sentido porque todo está bien, todo está marchando según lo planificado, todo está cuadrando y nada lo puede echar a perder salvo tú.

Y un día y otro y otro, ese aturdimiento que te sigue impidiendo avanzar por los senderos lógicos, esos que describiste con gran habilidad, que visualizaste y que te llevarían a una gran gratificación rumbo a una segura felicidad. Hasta tomaste el recaudo de cada acción planificada fuera altamente placentera en sí misma.

Y este aturdimiento que no tiene mucho sentido. Entonces recurres a técnicas de sanación y equilibrio que conoces. Entonces te sientas a respirar o a hacer la técnica que más te funciona para salir de allí ya dispuesto a todo y en perfectas condiciones. Pero nada resulta, y la verdad, no tienes ni ganas de hacer ninguna cosa.

Entonces te das cuenta de que no es anormal lo que te ocurre. Empiezas a dejar de pensar en el porqué te ocurre esto y empiezas a pensar en para qué te has refugiado en este aturdimiento. Para qué necesitas este aturdimiento.

Y te preguntas claramente: ¿qué estás consiguiendo con esto? Y te resulta obvio, has conseguido parar, has conseguido no cumplir la planificación, has conseguido desactivar el automático aún desde la conciencia plena. Una atención atenta que se había automatizado a sí misma, que había comprado su propio guión y pensaba cumplirlo cueste lo cueste, realizar el sendero de cambios sin adaptarse a ningún cambio que te alterase el cambio planeado.

Está claro. Parar. Dormir sin importar nada. Romper la libreta con los planes. Coger un papel nuevo y no tomar notas. Ir apuntando si se quiere lo que se está viviendo mientras se está viviendo.

Y descubres que es un claro aturdimiento. Un aturdimiento transparente que solo te aclara, te evidencia lo evidente. Y paras. Y descansas. Y te vienen nuevas luces, y planificas nuevamente desde ese nuevo lugar. Algunos de los planes coinciden con los recientemente antiguos, otros no. Otros son nuevos y sabes que pueden realizarse o no. Sirven ahora para esta planificación que actúa como un mapa para permitirte caminar. Pero sabes que es un mapa que se desdibuja constantemente, se dibuja y se redibuja.

Y sales del aturdimiento. Y por primera vez descubres la utilidad del aturdimiento, del agobio en el entre-caminos. Descubres la claridad como existente en todas las cosas. No hay oscuridades. Hasta las cosas que juzgas negativas, sombrías u oscuras, lucen de una brillante claridad, que solo has de saber mirar con esos otros ojos que no están en tus ojos.

Leandro Ojeda López

un-claro-aturdimiento-pie

Anuncios

Un comentario en “Un claro aturdimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s