El nuevo día

Imágenes: Carl Warner

Imágenes: Carl Warner

No hay días buenos o malos. Tú decides lo que es bueno y lo que es malo. La única manera de decidir que algo sea bueno es que consigas hacer la pausa necesaria en tu interior, el silencio justo en el instante exacto para permitirte observar y elegir la dirección a seguir.

Esto vale tanto para los momentos por venir como para los momentos vividos. Y esto es lo más curioso. El pasado y el futuro quedan así diluidos en el presente.

Nace un nuevo día cada día.

Lo sabes porque lo repites a menudo y lo oyes como una de esas frases que te recuerdas para no olvidar. Pese a eso, es posible que se te haya transformado en uno de esos conjuntos fonéticos que se han vaciado de significado. Estate atento. Puede que el significado de hoy de esa frase sea distinto que el que tenía ayer la misma frase. Permanece atento, desintegra cada frase muletilla de esas que usas para ayudarte y sostenerte, para que no se te haga la repetición inerte que persigues evitar.

Pero sabes que es así, que cada día nace nuevo un día nuevo. Y también sabes que no es exactamente así. Sabes también que son conceptos, abstracciones, interpretaciones. También recoges lo acumulado del día anterior y de todos los días anteriores. Y según como funcione en realidad el tiempo, seguramente recojas en ti información sobre todos tus días posteriores por vivir.

Aún así, y sea cual sea la verdad, eliges la idea de sentir que hoy nace un día nuevo. Y te gusta porque es un día lindo. Es un día que tiene algo de familiar pero mucho de absolutamente nuevo. Te gusta este día y decides disfrutarlo desde una mirada limpia. Una mirada limpia que no es la del recién nacido, más bien, la del recién renacido, donde limpia es un adjetivo perfecto para definir esta mirada. Es una mirada que te has ocupado de limpiar. En un momento sentiste que había mucha mugre y que era necesario quitar, quitar, sacar, eso que ahora gustan en llamar ‘sanar’. Ahora, a veces, consigues ver como si vieras por primera vez. Aunque eso que llaman mirar con mirada de principiante sea imposible, no deja de ser una metáfora interesante que de algún modo te ayuda a ver algún detalle que hace tiempo no veías porque te habías acostumbrado a él.

Así que te levantas y vives este día por primera vez. Y resulta ser un buen día. Podría ser un día especial y repleto de euforia y exaltaciones, pero decides dejarlo en un día lindo, un día tranquilo, un día que vale la pena vivir. Podrías sentir que el día quedó echado por tierra porque no todo fue perfecto, porque no todo fue felicidad pura, porque hubo hasta un malentendido y una discusión que te dejó algo contrariado. Pero decides igualmente que el día fue lindo. Que la discusión te ayudó a ver aquello que hace tiempo necesitabas ver y ahora que es un día tranquilo te puedes ocupar de mirar.

Nace un nuevo día cada día. Puede que el de mañana no sea como el de hoy. Puede que mañana sea mejor. Puede que mañana sea uno de esos días que juzgas como horrorosos. Puede que mañana sea un día horroroso de esos que recuerdas por años porque han significado un salto cualitativo en tu evolución. Puede ser peor aún, puede que mañana sea un día horroroso de esos intrascendentes, aburridos y que pasan inmediatamente al olvido.

De todos modos, eso será mañana, y no hay nada que indique que el de mañana pueda ser un mal día. A medida que te vas acostumbrando a vivir buenos días, muchas veces por la simple decisión de juzgar bueno lo que antiguamente juzgabas malo, los buenos días van colmando tus semanas, tus meses y se van convirtiendo en buenos años. Al fin y al cabo, solo importaba eso, hacer una buena vida, de la manera que sea, a saltos, trompicones o deslizamientos suaves, pero una buena vida, de esas que da gusto vivir, de esas que te sientes completo al morir.

Leandro Ojeda López
Imágenes: Carl Warner

Imágenes: Carl Warner

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s